La importancia de la fisioterapia de rehabilitación después de la colocación de una prótesis

Si te han colocado  hace poco una prótesis puede que la sientas ya como una parte más de tu cuerpo y que hagas una vida normal. Esto es bueno, pero siempre es conveniente seguir un tratamiento de rehabilitación y de mantenimiento que te ayude a tener la prótesis y la zona donde se ha implantado en el mejor estado posible.

Actualmente las operaciones para la colocación de una prótesis suelen estar muy controladas y, por regla general, no presentan grandes problemas en la etapa de recuperación. De manera rápida te acostumbrarás a la prótesis y, tras la operación y con la ayuda de los tratamientos de rehabilitación, conseguirás recuperarte en poco tiempo y comprobarás que vuelves a tener buenas capacidades y habilidades.

Para que el buen estado de salud y las capacidades de tu cuerpo sigan siendo lo mejor posible te recomendamos realizar un tratamiento de rehabilitación. En Fisiohogar Alcorcón somos especialistas en los procesos de rehabilitación de la colocación de próstesis y uno de nuestros fisioterapeutas puede diseñarte un plan de mantenimiento a media de tus necesidades.

Estos planes evalúan en primer lugar cómo está tu cuerpo, qué cosas puedes hacer y qué no. A partir de ahí te propondrán sesiones de masajes, estiramientos, movilizaciones y ejercicios destinados, todos ellos, a recuperar la flexibilidad, fuerza y capacidad de giro de la zona con la prótesis.

Estos programas de rehabilitación no suelen presentar problemas, se realizan con calma y según sea la evolución del paciente se va incrementando la intensidad de los ejercicios. Obviamente el trabajo de fisioterapia será de una manera u otra teniendo en cuenta el tipo de prótesis y su localización. Sin embargo, se puede decir que los programas de  recuperación  y mantenimiento se caracterizan por ejercicios con estiramientos, flexiones y extensiones, inclinaciones, giros… Para conseguir los objetivos marcados de movilidad y autonomía es también muy importante la actitud con la que se acude a las sesiones. Hay que acudir con ganas, con actitud positiva, pensando que se pueden mantener las capacidades e incluso mejorarlas.

Ejercicios para una prótesis de cadera

Dentro de las operaciones para la colación de prótesis, la de cadera es una de las más habituales. Los motivos por los que hay que colocar una de estas prótesis son muchas, pero principalmente están relacionadas con el desgaste y la osteoporosis.

En cualquier caso, una vez superada la intervención es aconsejable realizar ejercicios fisioterapéuticos que faciliten la recuperación de la zona operada. Algunos de estos ejercicios pueden ser:

  • De pie frente a una silla, agarrarse al respaldo y levantar una pierna de manera lateral hasta lo máximo que podamos. Repetir este movimiento en series de 10 veces y realizarlo también con la otra pierna.
  • De pie frente a una silla y las manos en el respaldo levantar la pierna estirada hacia atrás lo máximo posible. Repetir este movimiento en series de 10 veces y realizarlo también con la otra pierna.
  • Tumbado boca arriba sobre una colchoneta flexionar las piernas y dejar los brazos estirados a ambos lados del cuerpo. En esta posición elevar la cadera lo máximo posible y aguantar en esta posición uno segundos. Después volver despacio a la posición de partida y repetir el ejercicio unas 5 veces.
  • Tumbado en el suelo boca arriba pasar una cinta o pañuelo por la planta del pie y con la ayuda de las manos empezar a elevar la pierna hasta lo más arriba que se pueda. Relajar y volver a repetir cinco veces.
  • Tumbado en una camilla y con la ayuda de tu fisioterapeuta realizar giros de cadera. El terapeuta te ayudará a flexionar la pierna tratando de llegar a tocar el pecho con la rodilla. Con esta postura empezará a realizar pequeños giros con la pierna hacia la derecha y hacia la izquierda, ampliado poco a poco la amplitud de giro y la velocidad de los movimientos.

Ejercicios para una prótesis de rodilla

Las operaciones para la colocación de una prótesis de rodilla son otras de las más habituales. La rodilla es una parte de nuestro cuerpo fundamental para mantener nuestra libertad de movimientos y autonomía; por eso es también muy importante llevar a cabo un plan de recuperación y de rehabilitación serio y profesional que nos permita volver a ser los de antes lo antes posible.

ejerciciorodilla

En Fisiohogar Alcorcón podrás contar con uno de nuestros fisioterapeutas para que diseñe un plan a medida de tus necesidades que se irá adaptando a tu evolución. Entre los ejercicios que suelen resultar efectivos en el proceso de rehabilitación de una rodilla con prótesis encontramos:

  • Tumbado boca arriba y con las piernas estiradas comenzar a contraer el músculo del muslo, aguantando en esta posición unos segundos para después relajar. Repetir el ejercicio varias veces y también repetirlo colocando un pequeño cojín o toalla debajo de la rodilla.

Tumbado sobre una colchoneta y con las piernas estiradas contraer el músculo del muslo y elevar la pierna unos 20 centímetros y aguantar en esta posición unos segundos. Repetir varias veces.