Fisioterapia para empresas – Una inversión con beneficio asegurado

FISIOTERAPIA PARA EMPRESAS: UNA INVERSIÓN CON BENEFICIO ASEGURADOfisioterapia en la empresa

¿Qué es para muchos una empresa? Un microcosmos lleno de personas. Seres humanos que lo habitan gran parte de su vida, gran parte de su día a día. Un lugar donde realizan diferentes tareas que van a conllevar un esfuerzo más o menos físico o intelectual durante un número importante de horas de manera continuada.

Inevitablemente esto lleva a pensar que una buena forma de proteger a la empresa es protegiendo a sus “habitantes”. La salud de la empresa depende de la salud de cada uno de sus integrantes.

A nadie escapa a día de hoy la cantidad de lesiones que se pueden producir por los gestos repetitivos, las posturas permanentes durante horas, las cargas de peso, etc. que suelen acompañar a los trabajos. Tan importante es, que hemos reconocido que existen Enfermedades Profesionales y hemos implementado servicios de prevención.

En España dentro de las enfermedades profesionales, entre otros, los trastornos musculoesqueléticos ocupan los primeros puestos, y siguen aumentando. A partir de aquí supongo que cualquier empresario ya ha tenido en cuenta y ha escuchado mil y una veces la importancia de proteger a sus empleados por diversas razones entre ellas los costes de las bajas para la empresa y la disminución del rendimiento cuando las personas no nos encontramos en las mejores condiciones de salud posibles. Los múltiples beneficios de contar con un fisioterapeuta en la empresa los hemos tratado en otros artículos como:

En este artículo quiero hacer llegar el mensaje de la facilidad que existe para tener estos servicios de fisioterapia.

Son muchos los programas que se pueden habilitar, infinitos si dejamos a la imaginación y a la creatividad volar libres. Programas que se pueden diseñar para la mayor de las empresas o para la más pequeña que aspire a implementar los elementos que las puedan hacer destacar. Programas adaptados a las posibilidades de inversión de cada centro.

  • Puedes tener el servicio de un fisioterapeuta que trate a los pacientes directamente en la empresa, con horarios marcados previamente o bien definiéndolos cada semana facilitando, simplemente, una sala de la empresa.
  • Puedes dar incentivos a tus empleados para que cuiden de su salud por un precio que puedan sobrellevar.
  • Puedes ofrecerles periodos de ejercicio programado y adaptado al grupo, para que su cuerpo se mantenga libre de tensiones. Diaria, semanal o mensualmente es un sistema que puede ayudar.
  • Puedes solicitar cursos donde enseñar a las personas ergonomía, control de malas posturas, control del estrés  y pautas saludables a tener en sus horas laborales.
  • Se puede facilitar a veces con fórmulas tan sencillas como conseguir un descuento para los empleados con un equipo de fisioterapeutas que puedan atenderles en el hogar.

Son tantas las posibilidades que casi me atrevería a decir que no se tiene excusa para no preocuparte por la salud de tu empresa. Y como avancé anteriormente, no hay programa imposible, cuando uno se lo propone siempre hay formas creativas de encontrar una solución personalizada para cada empresa.

Todo es cuestión de hablarlo y buscar la mejor alternativa para vuestro modelo de negocio. Y aquí, en Fisiohogar, todo un equipo de fisioterapeutas estará encantado de ayudarte a demostrar a tus “habitantes” que su salud, también le preocupa a la empresa.