Beneficios de un servicio de fisioterapia en la empresa

Pasamos demasiadas horas en nuestro lugar de trabajo. Esa es la verdad y como consecuencia de ello puede ser también el lugar donde aparecen o se manifiestan distintos problemas que requieren atención fisioterapéutica.

Con este panorama, la atención fisioterapéutica en las empresas es una fórmula que resulta muy beneficiosa para los trabajadores. ¿Pero qué beneficios reporta al empleado un servicio de fisioterapia en la empresa? Algunos de los más habituales son:

  • Atención rápida del problema. Si la empresa dispone de un servicio de atención fisioterapéutica en el momento en el que se presenta un dolor o cualquier tipo de problema se puede acudir a un experto para que valore la gravedad del problema y determine cuál es la forma más adecuada de proceder. Dependiendo de la naturaleza del trabajo se pueden presentar problemas como contracturas, tensiones y cargas musculares… En cualquier caso la atención en la empresa contribuirá a que el problema no se agrave por falta de atención.
  • Comodidad para recibir el tratamiento. Disponer de un servicio de atención fisioterapéutica en la empresa es ante todo una comodidad para el trabajador. No tener que trasladarse para recibir el tratamiento que se precisa puede ser a veces clave en la recuperación de un problema, ya que a menudo los inconvenientes de tener que trasladarse para seguir un tratamiento pueden hacer que algunas personas renuncien a la fisioterapia.
  • Información y prevención. Un servicio de atención fisioterapéutica en la empresa supone una atención a medida de las condiciones concretas del trabajo. Los fisioterapeutas que acuden a la empresa disponen de información detallada de las tareas y actividades que desempeñan los empleados y pueden determinar cuales son los factores de riesgo a los que hay que prestar atención. Asimismo, también pueden proporcionar información y dar consejos que ayuden a desempeñar nuestras funciones de manera más segura y sin que nos puedan ocasionar perjuicios.