Embarazo, descubre cómo te puede ayudar la fisioterapia

El embarazo es una etapa muy bonita en la vida de una mujer. Se sufren muchas transformaciones, algunas de ellas muy molestas, no lo vamos a negar, pero no se está enferma y, por tanto, los problemas se pueden sobrellevar.

Para que estos inconvenientes propios del embarazo no enturbien esta fase, la ayuda de la fisioterapia puede resultar muy positiva. En Fisiohogar San Sebastián de los Reyes contamos con amplia experiencia en este ámbito y nuestros fisioterapeutas conocen las últimas técnicas y métodos que pueden hacer más fácil soportar los cambios e inconvenientes que aparecen durante estos nueve meses.

Cada vez son más las mujeres que recurren a la ayuda de los profesionales de la fisioterapia. Puede que antes se pensase que era una etapa natural y que había que pasar sin más, pero ahora no es así y se puede decir que se observa un aumento del número de mujeres embarazadas que recurren a la fisioterapia para sentirse mejor y conseguir que su bebé esté también lo mejor posible.

En cuanto a cómo puede ayudar la fisioterapia a las embarazadas, existen diferentes formas:

  • Técnicas de relajación. Se enseñan y practican diferentes técnicas que favorecen la relajación no solo de la madre, sino también del bebé. Al estar más tranquila se consiguen sobrellevar mejor ciertos inconvenientes que pueden estar relacionados con la pesadez, molestias en las piernas y espalda, calambres o incluso problemas estomacales.
  • Técnicas de respiración. Tu fisioterapeuta te enseñará a controlar la respiración y de esta manera podrás estar más sosegada, controlar los dolores y calmar la impaciencia o intranquilidades que pueda sentir tu bebé. Por supuesto, el control de la respiración también está destinado a prepararte para el momento del parto.
  • Fortalecimiento de la musculatura. Cuidar y potenciar la fuerza de la musculatura es muy importante para una embarazada. Con el aumento de peso la zona de la espalda sufre bastante y por eso conviene fortalecer la musculatura de esta zona mediante ejercicios y movilizaciones que cuiden el buen estado de músculos y articulaciones.
  • Control de las posturas. Con el aumento de peso y de volumen es normal que adoptemos otras posturas que pueden parecernos más cómodas, pero hay que tener cuidado porque algunas de ellas a la larga lo que pueden causarnos son contracturas y calambres que lejos de mejorar nuestro estado lo compliquen. Por eso es muy importante controlar las posturas y en todo ello nuestros fisioterapeutas te pueden ayudar.

Zonas en las que la fisioterapia te ayudará

Durante el embarazo los cambios que experimentará tu cuerpo se localizan en diferentes zonas. La primera que nos viene a la cabeza es la espalda, sobre todo la parte de las lumbares, pero no es la única. Dependiendo de la fase del embarazo los problemas se localizan en una u otra zona. Lo importante es que sepas que para etapa puedes contar con la fisioterapia para disfrutar de estos meses tan intensos e importantes de tu vida.

Como cada caso es único el fisioterapeuta encargado de tu caso tendrá en cuenta las características concretas de tu caso y te explicará en qué zonas es más importante trabajar y qué objetivos se buscan.

No obstante, se puede decir que hay una serie de zonas en las que la ayuda de la fisioterapia resulta muy positiva. Algunas de las más habituales son:

  • Espalda. Es natural que la espalda sufra los inconvenientes del embarazo. El aumento del peso y del volumen hace que esta zona esté más cargada y aparecen dolores y pinzamientos sobre todo en la zona baja de la espalda, pero también pueden manifestarse en partes más altas como consecuencia de las tensiones y sobrecargas. Mediantes ejercicios y masajes se pueden conseguir importantes beneficios que relajen, fortalezcan la zona y prevengan la aparición de nuevos problemas.
  • Abdomen. La tripa evidentemente experimenta muchos cambios y con técnicas de relación, de respiración y masajes fisioterapéuticos se puede contribuir a que esté menos tensa y se toleren mejor los cambios que se avecinan.
  • Piernas. La pesadez y problemas de circulación son muy comunes en las piernas. La presión que ejerce el bebé hace que puedan darse calambres, acorchamientos y problemas relacionados con pinzamientos de nervios o problemas en articulaciones. A estos problemas se añaden los problemas de circulación, problemas que pueden mejorar de manera notable con tablas de ejercicios específicos para esta zona.
  • Cuello y hombros. Los problemas de tensiones y contracturas son muy habituales entorno al cuello.
  • Brazos. Aunque pueda parecer que esta zona no se ve afectada por los cambios del embarazo no es así. Las presiones pueden aparecer y provocar problemas y pinzamientos que provoquen calambres y que se duerman los brazos.

ejercicioscirculacion

Ejercicios fisioterapéuticos para embarazadas

El conjunto de ejercicios que pueden resultar beneficiosos para las embarazadas son muchos. Según el trimestre en el trimestre en el que te encuentres te convendrá realizar unos u otros.

Durante los primeros meses serán ejercicios y movilizaciones que te ayuden a mantener fuerte la musculatura de la zona de la espalda, del cuello, de las piernas y también se trabajará la musculatura de la pelvis. Según avanzan los meses y las incomodidades aumenten, los ejercicios además de trabajar la musculatura, irán destinados a fomentar la relajación.  En el último periodo del embarazo los ejercicios te ayudarán también a prepararte para el momento del parto.

Entre los muchos ejercicios que se pueden realizar para ayudarte en el embarazo están:

  • Ejercicios con un fitball. Sentarse sobre un fitball con las piernas separadas y tratar de mantener el equilibrio. De esta manera se trabajan los músculos de las piernas, de la espalda y los del suelo pélvico. Apoyándose en él también se pueden hacer ejercicios que favorezcan el fortalecimiento de la espalda y que ayuden a eliminar tensiones y contracturas.
  • Ejercicios para las piernas. Tumbada en el suelo con la espalda recta levantar las piernas y apoyarlas sobre una pared a la vez que se hacen pequeños movimientos que ayuden a liberar la tensión.
  • De pie y con la espalda recta elevarse sobre las puntas de los pies y aguantar unos segundos en esta posición. Después relajar y repetir el ejercicio varias veces para ayudar a la buena circulación de la sangre.
  • Tumbada en el suelo boca arriba y con las piernas flexionadas elevar el tronco quedándonos solo apoyadas en los pies y la cabeza y hombros. Aguantar en la posición y repetir.
  • Sentada sobre una colchoneta y flexionar las piernas y tratar de juntar las plantas de los pies y mover a la vez las piernas dobladas arriba y abajo.

cuidadoembarazo

Fisioterapia para la recuperación del embarazo y parto

Volver a tener la figura que teníamos antes del embarazo es uno de los objetivos de todas las mujeres. Conseguirlo es posible, pero todo lleva su tiempo y hay que saber muy bien qué es lo que se puede y no se puede hacer. En este reto de recuperación del embarazo y del parto la ayuda de la fisioterapia es una herramienta muy eficaz con la que debes contar.

En Fisiohogar San Sebastián de los Reyes tenemos un equipo de profesionales colegiados y con experiencia que podrán diseñar un plan de trabajo para que las secuelas del embarazo vayan desapareciendo de manera paulatina sin que se causen daños en tu organismo.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que hay un periodo después de dar a luz (aproximadamente lo que dura la llamada cuarentena) en el que es recomendable guardar cierto reposo y no hacer ejercicios, ya que nuestro cuerpo está volviendo a su ser, digamos recolocándose.

A partir de ahí, tu terapeuta te indicará los ejercicios y movilizaciones que puedes ir realizando. En la mayoría de los casos son ejercicios destinados a trabajar:

  • La zona del abdomen
  • La zona de las caderas y piernas
  • La zona de la espalda

Con la práctica diaria y tutelada de un fisioterapeuta podrás ir desprendiéndote de los kilos de más que se han acumulado durante el embarazo y conseguirás que la musculatura su posición y fuerza.