Trabajo en equipo en la parálisis cerebral

El tratamiento de un niño con parálisis cerebral incluye más de una rama sanitaria, pero además la rama educativa y la familiar. Desde el punto de vista sanitario es fundamental que exista una relación estrecha entre ellas para sacar el máximo beneficio y que el tratamiento esté coordinado.

 

Esto se consigue cuanto todos los que forman parte del equipo transdisciplinar están comprometidos en el tratamiento del niño: fisioterapeutas, logopedas, terapeutas ocupacionales, etc.

 

La parálisis cerebral afecta a la totalidad del niño, y cada integrante del equipo se enfrenta a los mismos problemas principales. Aunque cada uno nos enfrentemos desde nuestra área de terapia es importante que combinemos las diversas áreas en nuestras terapias. Es decir, el fisio no solo se centra en lo motor, el terapeuta ocupacional en lo sensorial y el logopeda en el habla o el psicólogo de los problemas emocionales, sino que cada uno debe tomar conciencia de lo que está haciendo el otro en su terapia e integrarlo todo. De este modo, mientras que cada uno se concentra en una rama, en conjunto formarán un equipo que utiliza el mismo enfoque en el tratamiento.

 

Pero ya no solo entre las diferentes disciplinas sino entre diferentes profesionales del mismo ámbito. La mayoría de nuestros chicos aparte de las terapias del cole van a otros profesionales y otras actividades fuera de este, y es ahí donde quiero centrarme.

Como fisioterapeuta he tratado muchos niños que aparte de venir conmigo a terapia tenían otros fisios como: el de caballo, de la piscina, los del cole, y otro tipo de terapias como el therasuit. Las diferentes terapias y maneras de estimular a nuestros pequeños son importantísimas para él, pero para que sea positivo la suma de diferentes terapias tienen que ir en la MISMA DIRECCIÓN. Esto último es clave para una buena evolución, si cada profesional va hacia un objetivo distinto y no sabe lo que cada niño trabaja fuera de su terapia nunca le será efectivo ir a tantos sitios. Lo que quiero decir con esto es que los profesionales debemos preguntarnos entre nosotros, somos compañeros, aunque no nos conozcamos o aunque tengamos diferentes formas de tratar lo importante es marcar un objetivo claro para el paciente, con unas pautas que todos compartamos aunque cada uno desde su posición. No entiendo porque nos cuesta tanto hacerlo entre compañeros de profesión y con el resto de profesionales no tenemos ningún problema. TODOS contribuyen al trabajo en equipo y al bienestar del niño, incluidos la familia y los profesores.

 

Aunque cada profesional use un metodo de evaluacion y planificacion del tratamiento, este deberá estar relacionado con los demás. Seguir los consejos de los demás profesionales en nuestro tratamiento hará que este sea más brillante.