¿Qué es la fisioterapia obstétrica?

La fisioterapia obstétrica está especializada en el todo lo relacionado con el embarazo. En España es una modalidad que está adquiriendo cada vez más importancia. En algunos países se cuenta ya con la participación de fisioterapeutas especializados en los equipos que ayudan y acompañan a la mujer durante la gestación, en el momento del parto y en el postparto.

El embarazo es una etapa muy importante, muy bella, pero también dura. Muchas veces la mujer desconoce las reacciones de su cuerpo ante los cambios que provoca la gestación y también desconoce que algunos de los síntomas y molestias se pueden mitigar.

Gestación

La fisioterapia obstétrica permite que la embarazada no tenga que soportar sin más los dolores que van produciendo a lo largo de los nueve meses. Uno de los mayores problemas está relacionado con la lumbalgia. Poco a poco los dolores musculoesqueléticos van aumentado, a veces la presión que va ejerciendo el bebé al crecer afecta también a los nervios y músculos de los brazos y piernas, causando dolores intensos y prolongados. En estos casos, el fisioterapeuta además de mitigar las molestias mediante estiramientos y masajes, le puede dar indicaciones para adoptar posiciones que traten de evitar la aparición de nuevos pinzamientos y que ayuden a cargar la zona adolorida.

También son muy comunes los dolores dorsales y costales que van en aumento según avanza el estado de gestión. A estas molestias se añaden también los problemas en las piernas y tobillos. Además de aumentar la retención de líquidos y la aparición de algunos problemas de circulación, también pueden darse problemas de equilibrio.

Para todas estas cuestiones la fisioterapia obstétrica resulta de gran ayuda. Se pueden aplicar masajes, vendajes fríos y realizar ejercicios que permitan mejorar la circulación sanguínea y hagan el día a día de la embarazada más fácil.

Parto

En la preparación del parto y en el propio momento de dar a luz, la ayuda fisioterapéutica es esencial. Antes del momento se enseña y practican las respiraciones, las posturas que relajarán el cuerpo de la futura madre y se explica la importancia de dar paseos, de moverse e incluso de hacer giros de cadera que faciliten la salida del bebé cuando se ha comenzado el proceso del parto.

Postparto

La etapa del postparto puede ser más llevadera con el asesoramiento de fisioterapeutas especializados en obstetricia. En este periodo se indican y practican abdominales específicas, con movimiento y colocaciones adaptadas a su capacidad de movilidad y siempre con el objetivo de que no se cause ningún daño ni dolor.

Se practican también técnicas de relajación, hábitos posturales para dar de mamar y también para ayudar al bebé a tener una buena colocación a la hora de comer, de respirar o de dormir.