Beneficios de un servicio de fisioterapia en el centro de trabajo

Contar en tu centro de trabajo con un servicio de atención fisioterapéutica es una garantía de tranquilidad y seguridad. Dependiendo del sector y las características concretas de cada puesto de trabajo los problemas físicos pueden ser muy distintos.

Sin embargo, lo importante es que cualquiera que sea tu labor profesional hay un tratamiento de fisioterapia que te puede ayudar. A menudo, muchos profesionales no achacan una dolencia directamente a su desempeño laboral; se asume sin más y se continúa adelante. Solo en pensar tener que acudir a un especialista nos agobia y dejamos pasar el tiempo, con lo cual, lo único que conseguimos es empeorar la situación.

Contar con un servicio de atención fisioterapéutica en el centro de trabajo facilita todo. No hay que faltar al trabajo, se puede acudir en un intervalo de la jornada y además, estos profesionales están al tanto del tipo de actividad que se realiza en el centro y ya conocen las posibles patologías y las causas y podrán dictaminar un tratamiento adecuado rápidamente.

Tratamientos

Los tratamientos, dependiendo de lo contratado por la empresa se recibirán en la empresa o en el propio domicilio. En la mayoría de los casos se realizan sesiones de masajes para ayudar a eliminar las contracturas y tensiones musculares que son muy habituales por permanecer muchas horas de pie, por cargar mal o también están provocadas por el excesivo sedentarismo y adopción de malas posturas.

Se suelen organizar también sesiones de ejercicios, de estiramientos para fortalecer los músculos dañados y tratar de devolverlos a su estado anterior. Además, se hace un seguimiento constante y si es necesario se realizan los ajustes precisos para conseguir el objetivo marcado, la mejoría y desaparición del problema.

Prevención

La labor de la fisioterapia en la oficina no acaba aquí. También desempeña una importante labor de prevención. Se suelen impartir cursos y talleres en los que se explica cómo prevenir lesiones, qué posturas son las correctas o la importancia de las pausas y los descansos.

Todo ello en el mismo centro de trabajo y adaptado a las necesidades concretas de su desempeño.