¿Problemas respiratorios? Déjanos ayudarte con nuestras técnicas de fisioterapia

Si tienes problemas respiratorios y quieres dejarlos atrás una buena opción es recurrir a un tratamiento personalizado de fisioterapia. Dentro de los campos de actuación de la fisioterapia está el ámbito de la respiración. Una modalidad que tiene por objetivo buscar la rehabilitación facilitando la eliminación de las secreciones traqueobronquiales y la liberación y apertura de las vías respiratorias. De esta manera y gracias a toda una serie de ejercicios, movilizaciones y la aplicación de unas técnicas especiales se va mejorando el trabajo respiratorio, se mejorar el intercambio gaseoso con lo que se incrementa la tolerancia al ejercicio.

La puesta en práctica de las distintas técnicas fisioterapéuticas buscan aumentar la capacidad respiratoria y mejorar la calidad de vida de estos pacientes. 

Las dolencias y problemas de tipo respiratorio que pueden necesitar la ayuda de la fisioterapia pueden ser muchas y de muy distinto origen, asma, bronquitis, fibrosis quística, etc. También el perfil de los pacientes es muy variado ya que pueden ser niños, adultos o ancianos. Dependiendo de cada caso y de la capacidad de participación los tratamientos se desarrollarán de una manera u otra.

Lo importante es que en Fisiohogar Madrid podemos ayudarte. Nuestro equipo cuenta con la formación y la experiencia suficiente para reconocer tu problema y poder plantearte un tratamiento que te ayude a dejar atrás, o al menos minimizar los síntomas.

Después de recoger toda la información sobre tu caso, lo estudiaremos y podremos pensar qué tipo de tratamiento  puede ayudarte. Entre las diferentes técnicas que se pueden emplear encontramos:

  • Ejercicios de expansión torácica. Se hacen inspiraciones máximas sostenidas a través de una apnea breve al final, después sigue una espiración lenta pasiva.
  • Drenaje postural. Se adoptan diversas posturas que permitan verticalizar las vías aéreas o el lóbulo pulmonar.
  • Percusión torácica. Consiste en el golpeteo repetido, con los dedos o con la mano hueca, en ciertas zonas del tórax.