Cinco motivos para contratar un servicio de fisioterapia en la oficina

Todo empresario sabe que el recurso más valioso de su compañía son sus empleados. De ellos depende la innovación, el desarrollo, la productividad y competitividad de la firma. Por tanto, cuidar de ellos es cuidar de la empresa para que todo siga funcionando en las mejores condiciones posibles.

Teniendo en cuenta esto, contratar un servicio de atención fisioterapéutica en la empresa no es un gasto, es un inversión. Cada vez más firmas ofrecen paquetes de este tipo a sus empleados. En ocasiones son bonos para acudir a un centro de fisioterapia. Sin embargo, las ventajas de que la atención fisioterapéutica sea en el propio centro son mayores. A continuación de detallamos cinco motivos para contratar servicios de atención en la oficina.

  1. Atención rápida y sin desplazamientos. En el desarrollo de cualquier actividad empresarial pueden surgir problemas que causen molestias musculares, contracturas u otro tipo de tensiones  y lesiones que precisen un tratamiento de fisioterapia. Si se tratan rápidamente, en la mayoría de los casos se pueden controlar antes de causen más problemas al paciente.
    En otras ocasiones la necesidad de atención fisioterapéutica está relacionada con una patología, una enfermedad concreta o la recuperación después de una operación que requiere de un programa de rehabilitación o mantenimiento que se puede recibir en las propias oficinas sin tener trasladarse a una clínica.
  2. Cuidado de los empleados y satisfacción de los empleados fidelización. Cuando se cuida de los empleados de esta manera éstos agradecen la atención y consideración por parte de la directiva, aumentando así su satisfacción y contribuyendo a su sentimiento de fidelidad con la firma.
  3. Menos bajas y ausencias. Poder disponer de un servicio de atención fisioterapéutica en la oficina contribuye a que el empleado cuide su estado de salud y no cause baja por un problema concreto. Para la empresa esto se puede traducir en menor número de bajas y ausencias laborales para acudir a un especialista fuera del trabajo.
  4. Mayor productividad. Cuando los empleados se encuentran bien físicamente su rendimiento es mayor y esto se traduce en mayor productividad para la empresa.
  5. Imagen empresarial. Cuidar de los empleados es un valor añadido que los propios trabajadores transmiten fuera de la firma y que contribuye a mejorar la imagen la imagen de compañía en el mercado laboral.