Cinco ejercicios para rehabilitar una cadera con prótesis

La rehabilitación después de una intervención para la colocación de una  prótesis de cadera es fundamental para conseguir una buena asimilación de la prótesis y para que nuestra musculatura se recupere y podamos volver a la vida normal.

El proceso de rehabilitación no está solo destinado a trabajar la zona donde se ha colocado la prótesis, también se trabaja la fuerza, flexibilidad y movilidad de las dos piernas y de la espalda, porque debido al desgaste o problema de la cadera que ha tenido que ser sustituid las demás zonas han soportado más carga y hay que trabaja su recuperación.

Su fisioterapeuta programará los ejercicios de rehabilitación.
Su fisioterapeuta programará los ejercicios de rehabilitación.

Los masajes y ejercicios que los fisioterapeutas le proponen en Madrid tras la operación de cadera también le ayudarán a perder el miedo a usar normalmente la pierna y cadera con prótesis, porque es habitual que al principio se tenga miedo, se eviten ciertos movimientos y que, por eso, adoptemos posturas y movimientos que cargan otras partes del cuerpo.

Entre los diferentes tipos de ejercicios que su fisioterapeuta le puede proponer para rehabilitar la cadera con prótesis destacamos los siguientes:

  1. Abdución de cadera. Colocarse tumbado en una cama o colchoneta con las rodillas rectas y la punta de los pies mirando al techo. Después con alma hay que ir separando una pierna lo más lejos posible, mantener unos segundos la posición más alejada y después volver a la posición inicial. Realizar el ejercicio también con la pierna que no ha sido operada.
  2.  Flexión de rodilla. Tumbado boca arriba en la cama flexione las rodillas y deslice el pie hacia atrás, hasta aproximarse lo máximo posible a los glúteos. Mantenga la posición unos segundo y vuelva a la posición de partida.
  3. Levantamiento de pierna. Tumbado sobre la cama tense el músculo del muslo y con la rodilla estirado levante un poco la pierna. Mantenga elevada la pierna unos segundos y vuelva a la posición inicial. Haga lo mismo con la otra pierna.
  4. Ejercicio de cadera de parado. Colóquese de pie estirado y apoyando los brazos sobre el respaldo de una silla o sofá. Con la rodilla extendida levante la pierna hacia un lado lo máximo que pueda y mantenga la posición. Haga lo mismos con la otra pierna en varias series.
  5.  Extensión de cadera. De pie y apoyado sobre el respaldo de una silla estire la pierna recta hacia atrás. Mantenga la posición unos 5 segundos y vuelva la posición inicial. Repita el ejercicio varias veces y con ambas piernas.