Beneficios de los vendajes funcionales en tratamientos de dolores articulares y musculares

Los vendajes funcionales pueden resultar muy beneficiosos para distintas partes del cuerpo. Los vendajes funcionales son aquellos que inmovilizan de manera parcial una parte concreta, permitiendo cierto movimiento en los músculos y tendones.

Este tipo de vendaje está indicado para tratar problemas relacionados con la prevención de laxitudes ligamentosas, distensiones musculares, pequeñas roturas, fisuras o para tratar la descarga de tendinitis, entre otros. Este tipo de tratamiento se realiza con un material especial, habitualmente vendas elásticas y adhesivas o solamante adhesivas. El objetivo es estabilizar la zona lesionada y evitar que se produzca una lesión mayor. Para que su efectividad sea total, el vendaje funcional debe ser colocado por un médico o fisioterapeuta, ya que si se desconoce la técnica se puede provocar una lesión.

Entre los principales beneficios que reporta al paciente este tipo de vendaje funcional destaca que, aunque haya que realizar cierto reposo, se puede mover y el grado de autonomía le permite seguir con su vida normal.

Por otro lado, se evitan los efectos secundarios de una inmovilización total. Es decir, se evita la atrofia muscular, la rigidez y el dolor muscular y las reacciones alérgicas en la piel consecuencia de la dureza y la falta de transpiración con vendajes no funcionales.

Dados los beneficios que trae para el paciente los vendajes funcionales, aumenta el número de casos en los que los especialistas los emplean. Dejando solo para los casos más graves los vendajes que inmovilizan de manera total. Si bien, como cada caso es único, será el fisioterapeuta el que determine el tipo de tratamiento más adecuado.

Tampoco hay que olvidar que la recuperación de los pacientes con un vendaje funcional es más rápida. Como hemos comentado antes, este tipo de vendaje consigue que los músculos, dentro de unos límites, permanezcan activos, móviles, por tanto, cuando se retira el vendaje no están tan atrofiados. Si a esto se añade un tratamiento fisioterapéutico de rehabilitación se logra ponerse de nuevo en forma mucho antes.