¿En qué consiste la técnica Kabat?

El Kabat es un método de rehabilitación que emplea movimiento masivos surgido de observar las actividades funcionales como caminar, correr, subir y bajar escaleras, sentarse… Es decir, movimientos que implican giros, espirales, rotaciones y extensiones de grupos de músculos. Por tanto, los ejercicios que se realizan con el método Kabat se concentran en realizar flexiones y extensiones, abducciones y aducciones y rotaciones internas y externas.

Este método rehabilitatorio que realizan nuestros fisioterapeutas de Alcorcón también se caracteriza por usar la resistencia al movimiento para provocar que la reacción y actividad de los músculos. Por todo ello podemos decir que el método Kabat es una técnica de rehabilitación que usa técnicas de facilitación neuromuscular propioceptivas.

Objetivos

Las metas u objetivos que se marca este tipo de método fisioterapéutico son principalmente:

  • Aumentar y mantener la estabilidad
  • Incrementar la capacidad articular
  • Reforzar la musculatura
  • Relajar los músculos y potenciar su elasticidad y flexibilidad
  • Restablecer la capacidad de coordinación
  • Trabajar el equilibrio

Para alcanzar estos objetivos los fisioterapeutas que emplean el método Kabat programan sesiones en las que se realizan ejercicios y estiramientos de calentamientos, masajes para relajar la zona y conseguir que los músculos y articulaciones estén en condiciones óptimas para realizar los ejercicios.

La fase de trabajo con ejercicios está muy vigilada por el terapeuta, ya que en ningún caso hay que forzar el cuerpo y provocar una lesión no deseada.

Los ejercicios para potenciar la capacidad articular suelen ser movimientos asistidos en los que se realizan giros, rotaciones y flexión y extensión de las zonas afectadas por el problema. Estos ejercicios son fundamentales para poder realizar otro tipo de movimientos y conseguir la mayor autonomía del paciente.

Entre los ejercicios para reforzar la musculatura encontramos muchas movilizaciones con resistencia. Éstas pueden hacerse con la colaboración del fisioterapeuta que actúa como freno u obstáculo que hay que salvar o con otros instrumentos como bandas elásticas, pelotas de goma que hay que apretar o sobre las que hay que mantenerse o pesas.

Los ejercicios de equilibrio y coordinación se podría decir que se realizan en una fase posterior, cuando las articulaciones y musculatura ya está trabajada y entonces se comienza a recuperar el equilibrio y coordinación de movimientos.