¿Qué es un edema? ¿se puede tratar con fisioterapia?

Hablamos de EDEMA cuando existe una acumulación de líquido en el espacio intercelular, es decir una hinchazón, y se considera un signo clínico de múltiples patologías.

¿POR QUÉ SE PRODUCE UN EDEMA?

Los edemas se pueden producir por diferentes causas:

  1. Traumáticas: es la inflamación que aparece tras un golpe, un esguince, una fractura, una rotura de fibras,etc. Esta inflamación es un proceso natural que significa que el organismo está actuando ante el daño tisular.
  2. Vasculares: en alteraciones del sistema de retorno venoso y linfático, si existen, por ejemplo, varices, disfunciones de las válvulas venosas u obstrucción de vasos linfáticos.
  3. Existen también edemas generalizados, que se puede apreciar en todo el cuerpo, a consecuencia de patologías sistémicas de origen renal, hepático o cardíaco. También puede producirse de forma transitoria por una infección bacteriana o una alergia.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO PARA EL EDEMA?

Como ya hemos comentado, el edema no es una patología en sí, sino que es un signo de muchas patologías por lo que lo principal será conocer su origen.

En nuestro trabajo diario nos encontramos pacientes con edemas de origen traumático (como en esguinces de tobillo), pacientes que han sido operados (edema postquirúrgico o linfedemas por eliminación de vasos y ganglios linfáticos), personas mayores con insuficiencia venosa o cardiaca…

La fisioterapia ayuda a disminuir la hinchazón que provoca el edema, y que conlleva muchas veces una mejora de la movilidad. Para ello empleamos técnicas de masaje de drenaje (venoso o linfático), medidas compresivas con vendajes o la pauta de ejercicios que favorezcan el retorno venoso.

Tratamiento

Aquí os explicamos algunos de estos ejercicios para los edemas en los miembros inferiores:

  • Flexoextensión y círculos con los tobillos
  • Tumbado boca arriba con las caderas flexionadas realizar ejercicios de flexión y extensión de las rodillas de forma alterna, como si pedaleáramos.
  • Caminar de puntillas y de talones.

 

Tal y como os decimos siempre, es necesario valorar el caso de cada paciente. En el tratamiento de los edemas, la causa que lo provoca determinará qué técnicas se emplean y los ejercicios que se pueden llevar a cabo.  

No dudéis en consultarnos si tenéis cualquier duda.