Atención fisioterapéutica a domicilio para personas de la tercera edad

Las personas de la tercera edad son uno de los colectivos que más ayuda fisioterapéutica pueden necesitar. Si bien, para ellos trasladarse hasta unas instalaciones en una clínica puede ser una complicación que puede llegar a hacerles renunciar a la terapia. Para que esto no suceda, nosotros nos trasladamos a su hogar.

En Fisiohogar Alcorcón nuestros fisioterapeutas acuden a su casa o la de su familiar de la tercera edad para proporcionarle la asistencia que necesita. Este servicio no encarece el precio del tratamiento.

En Fisiohogar queremos ser su fisioterapeuta de confianza y por eso ponemos a su disposición los servicios que mayores comodidades y ventajas le reporten.

Un servicio de calidad

Al pensar en una atención a domicilio se puede pensar que ésta no puede ser igual que en una clínica, que habrá actividades que no se puedan realizar. Pero no es así. Nuestros profesionales acuden a su hogar con todo el material que necesitan para llevar a cabo la sesión con todo el rigor y profesionalidad, cuidando siempre la seguridad de los pacientes.

Dependiendo del tipo de tratamiento que precise el paciente de la tercera edad se acudirá a la cita con camilla, vendajes, cremas, cintas, balones, aparatos y todo el material que sea necesario para trabajar con el paciente.

El tratamiento a domicilio se suele iniciar con una primera visita en la que el fisioterapeuta estudia el caso, recoge información sobre el paciente, sus problemas, sus hábitos de vida… A partir de ahí comienza a planificar un tratamiento centrado en los principales problemas. 

Por supuesto, al hablar de un tratamiento a domicilio tenemos que hacer referencia a la tranquilidad que esto supone para la persona mayor. Al encontrarse en un entorno conocido, rodeado de sus cosas y con la tranquilidad de haber tenido que salir de su casa está más relajado y seguramente estará más concentrado y con mayor predisposición para trabajar con su fisioterapeuta.