La fisioterapia pediátrica

Cuando pensamos en fisioterapia casi automáticamente pensamos en personas adultas o ancianas con problemas articulares o musculares. Pero en realidad su alcance es mucho mayor. Uno de los colectivos a los que puede ayudar es a los niños. La fisioterapia pediátrica es una especial que atiende a bebés y niños de diferentes edades.

Entre los problemas o dolencias que pueden llevar a un niño a la consulta del fisioterapeuta podemos encontrar:

  • Problemas respiratorios. En las etapas más cercanas al nacimiento es normal que los bebés tengan problemas relacionados con las vías respiratorias que afecten a ciclos de sueño o a la alimentación. El desconcierto de los padres en esta fase y con estos problemas es normal y, por eso, la ayuda de los fisioterapeutas resulta muy beneficiosa. Dependiendo del problema concreto se realizan masajes que despejan las vías, permitiendo al bebé expulsar las secreciones y permitiendo que la respiración sea normal y relajada.
    En bebés y niños más mayores también se pueden tratar problemas como el asma. En estos procesos los ejercicios y masajes pueden contribuir en gran medida a mejorar la calidad de vida de los pacientes.
  • Problemas de coordinación y movilidad derivados de enfermedades neurológicas. Otro de los focos de atención de la fisioterapia pediátrica es todo lo relacionado con enfermedades neurológicas. Niños que nacen con distrofia muscular, con ataxias… Estos niños tienen severos problemas de movilidad, tensiones y contracturas musculares que provocan continuos dolores. Para tratarles hay métodos como el Bobath especializados en ejercicios y movilizaciones que a los niños les parecen como juegos pero que logran importantes resultados.
  • Problemas articulares y musculares. Los niños pueden sufrir contracturas, golpes y fracturas que pueden mejorar de manera notable con unas sesiones de fisioterapia. Los tratamientos se realizan a medida, adaptados a sus problemas concretos y mediante masajes y tablas de ejercicios se recobra la fuerza, la flexibilidad y la perfecta movilidad.