El periostio

En el hueso se diferencian diferentes capas, la más externa es el periostio. El periostio es una membrana de tejido conectivo que rodea los huesos planos y largos, concretamente las zonas que no articulan con otro hueso y no poseen cartílago. Es una estructura fundamental para el crecimiento de los huesos ya que posee cualidades osteogénicas y asegura la vascularización en el hueso.

Patología del periostio

La patología más conocida es la periostitis tibial o también conocida como Síndrome de estrés medial de la tibia. La periostitis tibial es el término más empleado para definir el dolor en la cara anterior e interna de la pierna, en la espinilla. Hasta hace unos años, se pensaba que la causa era una inflamación de este tejido, de ahí el sufijo -ITIS. Más tarde diversos autores demostraron que no había evidencia de cambios inflamatorios en el tejido.

Este síndrome es una de las causas más comunes de dolor entre las personas entre los corredores, dejando a un lado las lesiones musculotendinosas. No es una lesión grave pero si no se trata puede desembocar en otras lesiones como la fractura por estrés.

¿Por qué se produce?

Es muy habitual que esta lesión tenga lugar en corredores “novatos” que comienzan a realizar ejercicio físico intenso sin programar los entrenamientos de forma gradual. Además puede ser un factor de riesgo el uso de zapatillas incorrectas, el estado del terreno, o alteraciones ortopédicas en el pie, como una excesiva pronación.

¿Cómo se aborda desde la fisioterapia?

En los primeros días, lo más importante es el reposo deportivo y utilizar medidas analgésicas, como la crioterapia.

Desde la fisioterapia, nuestro objetivo es encontrar la causa que origina esta lesión. En muchas ocasiones los pacientes con este síndrome presentan un desequilibrio en los músculos de la pierna entre los que podemos destacar al sóleo, el tibial posterior o el tibial anterior. Se trabaja sobre esta musculatura para disminuir la tensión, mediante el masaje o la punción seca, o fortalecerla, pautando ejercicios específicos. Además de esto se proporcionan estiramientos y ejercicios para el que paciente pueda realizar en su día a día, con el objetivo de que pueda retomar poco a poco su actividad deportiva. Este abordaje es muy general, ya que se debe tener en cuenta que esta patología se puede originar de forma secundaria a otras lesiones, como un esguince de tobillo o una fractura en el pie, que también deben ser tratadas.

Además es interesante trabajar conjuntamente con un podólogo, que puede determinar si existe una alteración en la pisada y es necesario corregirlo mediante plantillas

Gómez-García, S. (2016). Actualización sobre el síndrome de estrés tibial medial. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 14(17), 231-248

Published On: 20 agosto, 2022 / Categories: Dolores articulares y musculares /

Categorías

Tarifas fisioterapia a domicilio

Suscríbete a nuestro boletín

Te lo enviamos con ofertas y noticias, de manera gratuita, una vez al mes.

Artículos relacionados