Lesiones habituales en el verano

¿Cuales son las lesiones más habituales durante el verano?

Durante el verano una de la forma más divertidas de pasar el tiempo con nuestros amigos y con la familia es practicar deportes como pueden ser el voley playa o el fútbol playa o deportes de raquetas como las, siempre socorridas, “palas” en la orilla.

Este aumento del ejercicio durante las vacaciones tiene frecuentemente como consecuencia un aumento de las lesiones. Las más comunes se producen en el miembro inferior: rodillas, tobillos o pies (esguinces, fascitis plantar…). En parte por el hecho de que estamos poco habituados a practicar deporte sin calzado, y por que esto puede conllevar que cualquier obstáculo (piedra, concha, basura,…) nos provoque una caída o algún daño.

También son habituales, en los deportes de raqueta y en el voley playa especialmente, las lesiones en el miembro superior: en el codo (epicondilalgias) y en el hombro (tendinopatias o sobrecargas de la musculatura periescapular), por los movimientos rápidos en ciertas jugadas y en los saques o por sobreesfuerzo.

¿Cómo se pueden prevenir estas lesiones?

Para evitar las lesiones de este tipo durante la temporada estival es fundamental intentar someterse al ejercicio de forma progresiva, y ser consecuente con el estado de forma de cada uno. Así mismo hay que destacar la necesidad del calentamiento y los estiramientos, de los que muchas veces nos olvidamos por estar en un ambiente más distendido

Además se debe tener en cuenta la necesidad en determinados deportes de usar material deportivo adecuado, en concreto un calzado adecuado. Esto evitará heridas en los pies y la famosa fascitis plantar.

Recordar, por último, que a la hora de hacer cualquier actividad física durante el verano, es fundamental hidratarse bien y evitar las horas de más calor.

A pesar de estar de vacaciones, es importante cuidarse y consultar con un profesional cuanto antes si se sospecha que se puede tener alguna lesión.