Ejercicios de fisioterapia para el síndrome del túnel carpiano

El síndrome de túnel Carpiano es un síndrome de compresión nerviosa, principalmente del nervio mediano, nervio clave de la muñeca que proviene del plexo braquial. Este nervio desciende por el borde interno del brazo junto a la arteria axilar, pasa por el compartimento anterior del brazo junto a la arteria braquial y en la muñeca se sitúa entre los tendones de los músculos palmar mayor y menor, pasando por debajo del ligamento anular del carpo y situándose por debajo de la eminencia tenar. Permite movilidad como la oposición del pulgar y sensibilidad fina del lado palmar del pulgar y dedos, menos en el meñique.

Anatomía

El túnel carpiano es un pasadizo estrecho en la base de la mano que contiene tendones, ligamentos, huesos y el nervio mediano. Se encuentra delimitado en su parte proximal por los huesos pisiforme, semilunar, piramidal y escafoides y en su parte distal por el trapecio, trapezoide, y el hueso grande. A través de este túnel discurren 11 estructuras en total, cuatro tendones del músculo flexor común superficial de los dedos de la mano, cuatro tendones del músculo flexor común profundo de los dedos de la mano, el tendón del palmar mayor y el tendón del músculo flexor largo del pulgar. Además de eso, en lo dedos, las 3 falanges (falange proximal, falange media y falange distal) y también pasa el Nervio Mediano.

Factores lesionantes

Los factores que propician la lesión son fundamentalmente los movimientos repetitivos, es muy común en profesiones en las que se genera un movimiento constante, ya sea en trabajos de oficina,como peluqueros o trabajos en cadena.

Síntomas

Lo primero que se manifiesta como sintomatología es un hormigueo o entumecimiento que aparece durante meses en la mano y muñeca y que de repente un día se convierte en un dolor agudo y punzante que atraviesa la muñeca y sube por el brazo.
A menudo los síntomas aparecen primero en una o ambas manos durante la noche, ya que muchas personas duermen con las muñecas flexionadas. Las personas que padecen el síndrome de túnel carpiano dicen que sus dedos se sienten inútiles e hinchados, aún cuando no es casi aparente la inflamación.

Lo que podemos observar en estos pacientes es la pérdida de fuerza por lo que el agarre de objetos es débil, hormigueo de la mano especialmente en los tres primeros dedos y palma, aparición de un dolor de predominio nocturno y bilateral que puede llegar a extenderse proximalmente y llegar incluso al codo. En ocasiones aparece por acúmulo de líquidos en la parte anterior de la muñeca, como ocurre en el embarazo.

Diagnóstico diferencial

Esta lesión se trata en fisioterapia, lo primero es identificar si la causa es a nivel local en la muñeca o bien, descartar que sea debido a atrapamiento a nivel del codo como en el músculo pronador redondo o en el desfiladero cervicotorácico a nivel del pectoral menor o más arriba en los escalenos a nivel cervical, así como descartar el daño nervioso a nivel radicular de C7-C8 o hipomovilidades de articulaciones de la columna vertebral cervical.

Dependiendo del grado de lesión, en ocasiones puede llegar a la disminución en la fuerza de agarre que dificulta cerrar el puño, coger objetos pequeños, o realizar otras tareas manuales y en casos crónicos y/o no tratados, los músculos en la base del pulgar podrían atrofiarse.

Tratamiento de fisioterapia

El tratamiento de fisioterapia cuando se trata de un grado leve o moderado, lo que realizaremos será una fisioterapia conservadora, realizando drenaje linfático manual en caso de inflamación o mediante baños de contraste, tratando con masoterapia los puntos gatillo activos y movilizando las articulaciones a nivel cervical, hombro y muñeca. Además, realizaremos movilización neuromeníngea del nervio mediano, junto a este tratamiento, pediremos al paciente reposo en las actividades en las que se ve afectada dicha lesión y a partir de ahí continuaremos el tratamiento con ejercicios potenciadores de la musculatura y reeducación postural global para evitar posiciones que agraven la lesión.

Si se trata de un grado severo el tratamiento es quirúrgico pero tras la cirugía siempre se recomienda movilización un tiempo determinado y un comienzo de rehabilitación temprano. La rehabilitación en este caso será para ayudar a recuperar por completo la fuerza muscular y la amplitud de movimiento de la muñeca, ya que estas, están débiles y su movilidad será reducida.
En un primer momento, se le recomendará al paciente que realice ejercicios previos en su domicilio, con movimientos lentos y progresivos, sin forzar y haciendo varias series, repitiendo el ejercicio varias veces al día, como por ejemplo los siguientes:

  • Uno de los ejercicios consiste en doblar los dedos, para ayudar a recuperar su fuerza y movilidad, consistirá en tocar con la punta del pulgar la punta de los otros dedos.
  • Otro ejercicio es abrir y cerrar la mano todo lo posible, lentamente y sin forzar.
  • La rotación de lo dedos permite mejorar la circulación, se debe ir uno a uno, rotando primero un lado y luego rotando hacia el lado contrario.
  • Apretar una esponja que es un objeto con poca resistencia durante los primeros diez dias y despues pasamos a un objeto con más resistencia como puede ser una pelota blanda.
  • A partir de ahí realizaremos como rehabilitación, ejercicios de extensión de la mano para ayudar a mejorar y a recuperar la fuerza de la muñeca junto a masoterapia descontracturante en la musculatura que pueda necesitarla.

Si tienes dolor y estás sufriendo un problema en la muñeca o el antebrazo, consulta con tu fisioterapeuta para que pueda realizar una valoración completa y prescribirte los ejercicios adecuados a tu lesión.