Tratamiento de fisioterapia para el síndrome del túnel carpiano (STC)

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

Se define como el atrapamiento del nervio mediano en el túnel del carpo, en la muñeca. Se asocia con traumatismos ocupacionales repetitivos, artritis reumatoide, embarazo, acromegalias, fracturas de muñeca, y otras condiciones, también existe una parte de los casos que son de origen desconocido.carpal_tunnel_syndrome-es


¿Qué síntomas tiene?

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano son dolor y sensación de adormecimiento (hormigueos) en la palma de la mano, dedos pulgar, índice y medio, y parte del dedo anular. La sensación de dolor se describe como “quemazón” en esas zonas, suele haber un empeoramiento nocturno y con determinadas actividades manuales. A la larga se pueden empezar a notar falta de fuerza en la mano y dificultad para sostener o coger cosas, ya que se caen.

Suele ser mas frecuente en hombres y mujeres en edades entre los 45 y los 50 años y con trabajos que impliquen actividad repetitiva con las manos especialmente si requieren fuerza, vibración o posturas inadecuadas (peluqueros, trabajos con ordenador, modistas, sastres etc).

¿Qué debemos hacer para prevenir su aparición?

A nivel de prevención será necesario hacer una adaptación de los espacios de trabajo así como una buena educación en higiene posturas. De modo que, aquellas personas que trabajen con el ordenador, tiene que tener el teclado a la altura de los antebrazos, evitar posiciones con flexión de muñeca durante mucho tiempo. Se pueden utilizar férulas que mantengan la muñeca en posición neutra, que se podrán poner por la noche.

¿Hay tratamiento de fisioterapia?

Desde fisioterapia también se pueden hacer un tratamiento conservador previo a una posible cirugía. Se tomarán medidas de tratamiento dependiendo de la causa, pero de forma general mediante técnicas de terapia manual, estiramiento neurodinámicos, electroterapia etc podemos aliviar la sintomatología e incluso liberar el nervio mediano para acabar con su compresión. También hay una parte de ejercicios que el paciente puede realizar en su casa y que ayudarán al tratamiento de fisioterapia: estiramientos de la musculatura del antebrazo, ejercicios neurodinámicos y aplicación de termoterapia local en la mano.

¿Me tengo que operar?

En determinados casos se plantea la cirugía, cuando el tratamiento conservador no ha surgido efecto. Tras la cirugía los síntomas pueden persistir varios meses y también será necesario un tratamiento rehabilitador para poder recuperar toda la funcionalidad de la mano afecta al máximo posible. En estos casos el tratamiento de fisioterapia cambia ya que se añaden el problema de la movilidad y de la cicatriz. Por lo tanto, además de los ejercicios mencionados anteriormente, será necesario hacer movilizaciones de la muñeca y de todas las articulaciones de la mano, además de un tratamiento manual para prevenir las adherencias que se pueden formar a causa de la cicatriz.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones no dudes en consultar con tu fisioterapeuta de confianza para poder hacer un buen tratamiento y recuperarte lo antes posible.

Álvaro Berzal Gómez