Tratamiento fisioterapéutico para problemas de circulación

Los problemas de circulación son una de las dolencias más comunes por las que se acude a un centro de fisioterapia. Estos problemas los pueden sufrir personas de cualquier edad, aunque es más común en mujeres de mediana o avanzada edad. Si bien también puede presentarse en otros colectivos y como consecuencia de enfermedades u operaciones.

En cualquier caso, existen distintas de opciones dentro del campo de la fisioterapia para buscar una solución a los problemas de circulación.

El primer paso es, por supuesto, determinar la causa del problema. Dependiendo de qué lo haya provocado se podré seguir un tipo u otro de tratamiento.

A pesar de las peculiaridades de cada caso, se puede decir que los tratamiento de fisioterapia se suelen componer de.

  • Recomendaciones. Según las necesidades de cada caso, su fisioterapeuta le dará una serie de consejos que pueden estar relacionados con alimentación, hábitos y rutinas e incluso con el entorno donde nos movemos.
  • Masajes. Existen distintas técnicas de masaje que puede ayudar mucho a aliviar los síntomas y dolores que provocan los problemas circulatorios. Pueden ser técnicas manuales y combinadas por ejemplo con hidroterapia.
  • Ejercicios. Por supuesto, los ejercicios son una parte fundamental de los tratamientos de fisioterapia para problemas de circulación. Algunos de los ejercicios que se pueden hacer son:
    • Sentada en una silla con la espalda recta elevar un poco el pie y comenzar a hacer movimientos arriba y abajo, a derecha y a izquierda y rotaciones.
    • De pie, elevarse sobre las puntas de los pies y aguantar en esta posición unos segundos. Bajar despacio y repetir el ejercicio 5 veces.
    •  De pie, inclinarse hacia atrás sobre los talones, aguantar unos segundos esta posición y repetir varias veces el ejercicio.
    • Para trabajar la circulación de las manos se puede poner las manos en alta con los dedos separados y abrir y cerrar la mano rápidamente. Realizar giros y rotaciones de muñeca y mover cada dedo hasta tocar el dedo gordo.