Pautas para la rehabilitación de una muñeca con prótesis

Si te has sometido a una operación para la colocación de una prótesis de muñeca sabes que el proceso de rehabilitación necesitará de un tratamiento de fisioterapia. Con las técnicas y métodos apropiados tu muñeca puede recuperarse antes de la intervención y tú podrás volver antes a tus actividades habituales.

Para que el tratamiento sea efectivo debes seguir las pautas que te marque tu terapeuta. Cada caso tiene sus peculiaridades, por eso el fisioterapeuta estudiará las causas que te han llevado a tener que ponerte una prótesis de muñeca, el tipo de prótesis que te han colocado y tu estado general de salud. A partir de estos datos y de la observación que él haga de tu muñeca podrá definir un plan de trabajo. Entre las pautas que puede incluir este tratamiento de rehabilitación están:

  • Actitud positiva. Aunque puede que te sorprenda este punto, resulta fundamental. Si no se acude a las sesiones con una actitud positiva, con ganas de mejorar y de esforzarse en los ejercicios tu muñeca no mejorará todo lo que puede. Es normal que al principio te resulte difícil y doloroso realizar algunos movimientos, pero no hay que dejarse vencer por el dolor y seguir adelante.
  • Seguir los consejos del fisioterapeuta. Cuando inicies el tratamiento de rehabilitación de la operación de muñeca, tu terapeuta te dará unas indicaciones que debes seguir al pie de la letra. Entre ellas estará no realizar esfuerzos con la mano operada y no realizar ciertos movimientos o actividades.
  •  Ejercicios diarios. Una de las partes centrales del tratamiento de rehabilitación serán los masajes y ejercicios de muñeca. Con los masajes se cuida la buena cicatrización de las heridas, la buena circulación y se trabaja la musculatura y la flexibilidad de la zona. Los ejercicios será rotaciones de muñeca, flexiones, movimientos de dedos, presión con pelotas de goma o trabajo con pequeñas pesas. Todo con el objetivo de recuperar la movilidad, flexibilidad y fuerza de la muñeca.