Masajes terapéuticos para pacientes con artrosis

Los masajes terapéuticos pueden resultar de gran ayuda en las personas que tienen artrosis. Esta enfermedad afecta principalmente a la zona de la columna, la cadera, las rodillas, las manos y los pies. Por las características de la enfermedad, el paciente puede tener contracturas y dolores.

Todo esto, obviamente, interfiere en su capacidad de movilidad y libertad de actuación en el día a día. Para tratar de mejorar esta situación, la ayuda de profesionales de la fisioterapia es muy importante.

Una vez que se le haya diagnosticado la artrosis es recomendable acudir a un fisioterapeuta que estudie su caso y determine el tipo de tratamiento que debe seguir.

Las sesiones pueden variar de duración dependiendo de la situación y del estado del paciente. Pero en algunos casos pueden llegar a durar una hora.

La acción de los masajes fisioterapéuticos en general tiene por objetivo tratar de reducir la inflamación, controlar el dolor y mejorar la movilidad de la zona.

La periodicidad de las sesiones también varía según las características de cada caso. Para las personas que sufren fuertes dolores y otros problemas relacionados con la movilidad se suele aconsejar recibir sesiones d masajes dos veces por semana. Según se van controlando los dolores y las contracturas se deshacen se van espaciando las sesiones.

El efecto beneficioso de los masajes se percibe rápidamente y se prolonga en el tiempo después de haber recibido las sesiones.

Asimismo es importante tener en cuenta que los masajes fisioterapéuticos son una parte más del tratamiento especializado que necesitan las personas que tienen algún tipo de artrosis. Por eso, le aconsejamos contar siempre con especialistas que le puedan recomendar el tratamiento más adecuado a su caso.