Fisioterapia y síndrome de Rett

Por desgracia existen muchas enfermedades que comúnmente llamamos raras o poco frecuentes, debido a la pequeña población que las tienen. Una de ellas es el síndrome de Rett predominante en las niñas de carácter neurológico de base genética. Es un trastorno que produce pluridiscapacidad.

Las niñas que padecen este trastorno tienen una característica muy común, que va apareciendo a medida que avanza la enfermedad, que es la repetitividad de movimientos en las manos, por lo tanto la combinación de manipulación normal que continua con la disminución del uso de las manos, es lo que confirma el diagnóstico. Aunque el primer síntoma es la hipotonía muscular. Esta característica es variable según la edad al comienzo de la regresión. Una forma de comunicación de estas niñas es el llevarse las manos a la boca para poder de alguna manera expresar lo que sienten.

Otro síntoma, es la incapacidad de realizar funciones motoras (Apraxia), es la característica más limitante en este síndrome, ya que interfiere en todos los movimientos del cuerpo, incluyendo la fijación de la mirada y el habla. Pero existe gran variedad de síntomas propios de esta enfermedad, como por ejemplo la escoliosis.

Siempre se necesita de un equipo interdisciplinario, en el cual el fisioterapeuta también tiene su función, proporcionando un tratamiento para los síntomas de manera individual en el caso de cada niña.

La fisioterapia tiene una gran variedad de técnicas manuales, que pueden ayudar en el tratamiento de estos síntomas. Ya que mediante la fisioterapia se puede ayudar a mejorar o mantener la movilidad y el equilibrio, dirigir la motricidad disminuida, mantener la flexibilidad y fortalecer los músculos con técnicas de volteo por segmentos, estimulación del equilibrio con ejercicios sobre pelotas terapéuticas o actividades de transferencia de peso. También va dirigida a la prevención de deformidades, como la reducción de las contracturas articulares. Mantener una buena alineación postural y el aparato ortopédico puede ayudar a retardar la progresión de la escoliosis.

También existen otras terapias que ofrecen beneficios como es la hipoterapia (terapia con caballos)Es un

trabajo no caballos en síndrome de Rett
trabajo no caballos en síndrome de Rett

tratamiento muy gratificante, que se debe de tener en cuenta ya que puede enlentecer la evolución de la enfermedad mediante la interacción con los caballos, cambiando el aspecto físico, social y psicológico de estas niñas. Sobre todo, se observa una mejoría en las estereotipias propias de las manos, en la mejoría del equilibrio, la focalización de la atención, mejora de los patrones de deambulación, el control del tronco o simplemente el aumento de la relajación.

Si tienes un familiar que padezca este síndrome, lo aconsejable es realizar un trabajo multidisciplinar y recibir el apoyo de varios profesionales que te ayuden a entender mejor la enfermedad y todo lo que puedes hacer para mejorar su calidad de vida.

En Fisiohogar estamos a tu disposición para resolver tus dudas incluso desde el móvil con la aplicación «el fisio en tu móvil».