Esguince de rodilla, pautas fisioterapéuticas para su recuperación

Esguince de rodilla es una lesión relativamente común que para su recuperación es conveniente seguir un tratamiento de fisioterapia. 

Si este es tu caso y de pronto te has visto afectado por un esguince de rodilla, no te lo tomes a la ligera y acude a profesionales de la fisioterapia. Hay algunos casos en los que nos puede parecer que solo nos hemos hecho una pequeña lesión que con un poco de reposo desaparecerá y listo. Pero aunque no es un problema demasiado grave, no hay que tomárselo a la ligera.

Lo primero que debes saber es que el esguince de rodilla ocurre cuando uno de los cuatro ligamentos que sujetan la articulación  de la rodilla sufre un desgarramiento o un estiramiento. Los síntomas que pueden aparecer son por ejemplo, dolor al caminar o incluso solo cuando se toca la rodilla, dificultades para caminar, problemas para doblar y hacer rotaciones con la rodilla, rigidez e inflamación de la zona.

Respecto a las causas que pueden originar un esguince de rodilla, encontramos distintas causas. Por ejemplo, pueden darse cuando se está practicando algún deporte sobre todo en los que se dan salto o frenadas rápidas, también puede ocurrir al hacer algún giro de manera rápida o simplemente al hace un movimiento normal o agacharse.

Dependiendo del grado del esguince el proceso de recuperación nos llevará más o menos tiempo. En cualquier caso, no debe hacerlo por su cuenta y siga las pautas e indicaciones de fisioterapeuta. De esta manera reducirá los tiempos y pronto se encontrará en plenas condiciones.

En los casos más severos de esguince de rodilla hay que permanecer en reposo o con la rodilla inmovilizada hasta que los ligamientos esté recuperados. Una vez que la recuperación vaya bien se empezará con los ejercicios.

El tratamiento de recuperación de un esguince de rodilla tiene por objetivo ayudar a recuperar la fuerza y la capacidad de movilidad de la zona. Para ello se hacen estiramientos y ejercicios de flexión y extensión de la rodilla y se hacen también ejercicios que contribuyan a recupera la capacidad de rotación de la rodilla.