Ejercicios para recuperar una muñeca operada

Después de una operación de muñeca hay que iniciar un proceso de recuperación para que vuelva la fuerza y la movilidad. Esta fase de rehabilitación hay que afrontarla con calma, sabemos que la muñeca y la mano es una zona fundamental en nuestra vida y que sentirnos impedidos nos produce desazón y ansiedad.

Pero hay que tener calma y paciencia. Seguir los consejos de sus médicos y fisioterapeutas y no hacer esfuerzos por su cuenta, ya que lo que puede causarse lesiones o complicaciones no deseadas.

Después de la intervención de muñeca sentirá la zona inflamada y algo hinchada, puede que en estos casos se le recomiende aplicarse frío o calor en la zona, según las características de cada caso, así como hacer reposo.

También es normal que sienta dolor en toda la zona, para mitigar el dolor podrá tomar algún analgésico. Una vez que sus terapeutas consideren que ha llegado el momento de iniciar las movilizaciones (que suele ser pocos días después de la intervención) es cuando también se pueden realizar algunas sesiones de masajes.

El objetivo de éstos es relajar la zona, ir eliminando las tensiones que habrán aparecido tanto por la operación, como por la posterior inmovilización. Y también su acción permitirá preparar la zona para iniciar los trabajos con ejercicios.

Ejercicios de muñeca

Los ejercicios de rehabilitación para una muñeca operada son muchos. Su fisioterapeuta le señalará los más apropiados para su caso. Entre los más comunes encontramos:

  • Movimiento de dedos. Este ejercicio permite ir movilizando la zona de la muñeca poco a poco. El ejercicio consiste en mover cada dedo hacia el dedo gordo. Repetir en varias series aumentando la velocidad.
  • Presión de una pelota blanda. Cogiendo una pelota de goma hay que procurar apretarla al máximo si llegar a sentir dolor. En el momento de máxima presión hay que aguantar unos segundos.
  • Coger peso. Para realizar este ejercicio se recomienda usar una pesa pequeña que pueda agarrar con facilidad y realizar pequeños movimientos de subir y bajar la muñeca.
  • Retorcer una toalla. El ejercicio permite fortalecer las muñecas y aumentar la capacidad de movilidad. Consiste en coger una toalla, agarrar cada extremo con una mano y proceder a retorcerla como si la estuviéramos escurriendo. Repetir el ejercicio cambiando la dirección.

 

Le recordamos que en Fisiohogar estamos a su disposición para cualquier tratamiento de fisioterapia, ya sea en nuestra clínica de fisioterapia de Segovia o en la atención a domicilio.