Casos reales de fisioterapia de suelo pélvico

En este texto del blog os voy a contar una sesión de fisioterapia en suelo pélvico que tuve el otro día con una mujer de unos 58 años, que me llamó la atención, ya que, es una mujer culta con amplios conocimientos, pero sin conocimientos de qué es suelo pélvico, qué vísceras soporta y qué es lo que ocurre cuando te hacen una cirugía de prolapso (Caída de un órgano como puede ser vejiga, recto, útero), en su caso de útero. Si queréis saber más sobre anatomía y principios de suelo pélvico podéis revisar este otro texto del blog: https://www.fisiohogar.com/segovia/tabu-la-fisioterapia-suelo-pelvico/

 

Lo primero que hago en una de las consultas de suelo pélvico, en su hogar en Segovia, es hacer una historia clínica completa, donde pregunto diferentes cosas para hacer un buen diagnostico que me permita realizar un tratamiento exitoso. Mientras hacía la historia clínica me di cuenta, de la cantidad de preguntas que mi paciente tenía, ¿por qué ahora tengo algo de incontinencia urinaria si me sujetaron la vejiga?, ¿qué espacio se ha quedado vacío dentro de mi cuerpo? ¿por qué siento el suelo pélvico debilitado?, etc.

 

Entonces decidí empezar nuestra sesión clínica desde una base primordial, y es que, la persona entienda que musculatura contiene el suelo pélvico y qué vísceras soporta y cómo lo vamos a tratar, para terminar haciendo una exploración física, que más adelante explicaré como.

Le presenté una vista lateral de nuestro suelo pélvico con lo que la ocurría a ella para que lo entendiera, (imagen superior)

Si observáis las imágenes, en la primera está todo colocado en su sitio y en la segunda el útero está prolapsado, tras el útero encontrarse en la vagina así años, podéis venir que el espacio entre vejiga y y ano ha aumentado, y una vez que realizan la cirugía al quitar el útero de ese espacio, la vejiga suele descender hacia atrás (por ello la pusieron una malla) y la musculatura del espacio donde esta descendido el útero está “dada de sí” por lo que es importante hacer ejercicios de fortalecimiento para recuperar toda esa zona, que a veces, también le influye al ano si esa mujer es estreñida.

 

Una vez que entendió qué es lo que la había estado pasando durante años, se quedó mucho más tranquila y entendió la importancia de recuperar su suelo pélvico, no sólo con ejercicios de kegel, ya que, este caso necesita para el tratamiento mas cosas cómo: hipopresivos, ejercicios de electroestimulación, biofeedback, tratamiento del abdomen, etc.

 

Actualmente, esta paciente de 58 años, mantiene relaciones sexuales con normalidad, ya que, lo que también la ocurría es que “la daba cosa mantener relaciones” cuando tenía el prolapso por desconocimiento de que pudiera caer más o ocurrir algo, y después de la cirugía por el desconocimiento del espacio que se la había quedado libre dentro de su vagina (así lo expresaba ella con sus propias palabras). Además, ya no presenta incontinencia urinaria de esfuerzo (pérdida de orina ante esfuerzos en diferentes situaciones como puede ser al toser, reír o estornudar) y se siente a gusto con su suelo pélvico porque ya sabe qué es lo que la ocurría y lo que ha ido haciendo paso por paso estaba dentro de su comprensión, la base también de un tratamiento.

Hay que destacar que la paciente ha trabajado mucho y muy bien, ya que, en todas las consultas de suelo pélvico empezamos diciendo que si el trabajo no es mutuo y sólo esperan ha hacer ejercicio cuando vamos a su domicilio el tratamiento no va ha funcionar.

 

Cuando quedaban diez minutos de sesión ya realizamos la exploración física de su zona abdominal e intracavitariamente de su suelo pélvico para valorar la fuerza de la musculatura de la vagina.

 

Espero que si estás leyendo este texto porque te encuentras en este caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, donde podremos asesorarte sobre tu caso en particular y ayudarte a mejorar.

Si por el contrario estás leyendo esto porque este tema te interesa no dudes en hacer tus ejercicios de Kegel y cuidar las presiones intraabdominales para no perjudicar a tu suelo pélvico, y si algún día notases algo diferente y el ginecólogo te dice que tienes algún órgano prolapsado no dudes en pedir cita con tu fisioterapeuta especializado en suelo pélvico para empezar un tratamiento cuanto antes.

En Segovia, cada día ayudamos a más mujeres que se encuentran encantadas con la cantidad de beneficios que han obtenido tras realizar un tratamiento de estar características.

Si quieres que realicemos una valoración de tu caso, contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.