Abordaje del cólico del lactante desde la fisioterapia

¿qué son los cólicos del lactante?

Los cólicos del lactante son un problema frecuente en los bebés, suele diagnosticarse durante los primeros 4 meses de vida. Es un proceso que con el tiempo se resuelve y tiene carácter benigno pero que a través de fisioterapia se puede aliviar y acelerar el proceso de recuperación para evitar el dolor que produce en los bebés. Se da por igual en ambos sexos y es independiente de que se dé lactancia materna como artificial.

Se caracterizan por el llanto inconsolable del niño y es vivido por los padres con angustia, especialmente en padres primerizos. Normalmente el llanto suele darse en las últimas horas de la tarde o por la noche. Este llanto suele acabar cuando el bebé se fatiga o cuando expulsa los gases o defeca. La posición del bebé durante el llanto es de encoger las piernas sobre el abdomen y apretar los puños. El bebé suele presentar un abdomen hinchado y tenso. Las heces que presenta suelen ser verdes y aguadas.

¿Cuales son las causas?

Aunque el cólico del lactante tiene diversas causas, lo más aceptado es la inmadurez que presenta el sistema digestivo del bebé. También se relaciona esta patología con episodios intensos durante el parto o durante la lactancia, sería un aspecto a tener en cuenta por el fisioterapeuta y la familia del niño. La intolerancia a la lactosa  o a determinados azúcares tiene que ver también con este proceso.

¿la fisioterapia puede ayudar?

El tratamiento de fisioterapia no se queda únicamente a nivel de las estructuras directamente implicadas del sistema digestivo, sino que también hay que tener en cuenta los niveles de control nervioso que tiene este sistema. Por lo que una buena valoración del bebé determinará el éxito del tratamiento. El bebé con este tipo de problemas debe ser seguido por un equipo multidisciplinar que debe velar por el bienestar del mismo. La familia también debe implicarse en el proceso siguiendo los consejos de los profesionales. Por parte del fisioterapeuta se les pueden enseñar determinados masajes a la familia para que ellos se lo hagan en casa.

Si conoces algún bebé con este tipo de problemas no dudes en consultar a un fisioterapeuta para que él pueda darte los consejos necesarios para aliviar los dolores.
Álvaro Berzas Gómez